La sexta gran extinción ya está ocurriendo
Desde hace unos años, los científicos no dejan de recordarnos que estamos a las puertas de la sexta gran extinción. Hay un amplio consenso a la hora de afirmar tal cosa, y es que la mayoría de los expertos están convencidos de que el vertiginoso ritmo al que se pierden especies no permite sino esperar un fin del mundo. O, al menos, un final para el mundo tal y como es ahora.

Que la biodiversidad esté al borde del colapso significa, entre otras cosas, que animales como las jirafas, los rinocerontes, elefantes o tigres tienen los días contados. Pero no solo eso, porque además de estos animales emblemáticos y de otros que no conocemos y muy probablemente desaparecerán sin que lleguemos a hacerlo, hay otros cotidianos que también están contra las cuerdas. Entre ellos, las abejas, los murciélagos, las salamandras o, según concluyen expertos del Museo Nacional de Historia Natural de París, también un sinnúmero de invertebrados.

El declive de los invertebrados, una clara prueba

Así es, desde que el planeta tuvo la mala suerte de tener que soportar al ser humano, las especies desaparecen cada vez más rápido. Actualmente estamos perdiendo un centenar de especies cada día y para constatar que la sexta extinción masiva es ya una realidad no es necesario recurrir a los ejemplos de siempre, nos recuerda Claire Régnier, investigadora del citado museo.

La sexta gran extinción ya está ocurriendo
El cataclismo que esta sexta gran extinción está suponiendo para los caracoles terrestres y otros invertebrados, según constantan investigaciones dirigidas por Regnier, es una clara prueba de que está ocurriendo ya mismo.

Recordemos que los invertebrados representan el 99,9 por ciento de la biodiversidad de especies del planeta, por lo que son el mejor termómetro para saber qué está pasando. Sin embargo, no se está aprovechando como el indicador excepcional que es porque, sencillamente, “pocos investigadores les prestan atención”, lamenta la experta.