Sigue la búsqueda de petróleo en España: conoce todos los posibles yacimientos
Las compañías petrolíferas están intensificando la búsqueda de petroleo en nuestro país. Hace ya unos años que se busca petróleo en España, pero hasta la fecha sólo hay operativas unas pocas plataformas que apenas ofrecen mucho suministro.

Hoy os traemos una radiografía completa de los lugares en España en los que se cree que hay petróleo y en los que será posible extraerlo a medio plazo. En realidad, el potencial es muy elevado. Tan sólo hace falta la tecnología para desarrollarlo.

En los últimos tres años las licencias para realizar prospecciones de petróleo han aumentado un 80%. Este dato es significativo: cada vez hay mejor tecnología y más posibilidades de extraer crudo de allí donde antes era imposible. Si en 2009 se concedieron 47 licencias, este año ya llevamos 76 licencias concedidas, con una inversión total que supera el centenar de millones de euros. Vamos a repasar cuáles son los puntos geográficos en los que se albergan mayores esperanzas.

– Canarias. Sin duda, entre Fuerteventura, Lanzarote y la zona que media entre estas islas y África se cree que hay grandes bolsas de petróleo. Las estimaciones más conservadoras predicen un potencial de 140.000 barriles al día a lo largo de 20 años. Es decir, cerca del 10% del petróleo que consume el país. De iniciarse esta explotación España podría ahorrarse hasta 28.000 millones de euros al año.

– Valencia: Oil & Gas Capital ha invertido 100 millones para buscar petróleo frente a la costa levantina, donde se cree que hay 300 millones de barriles potenciales.

– Málaga: En el mar de Alborán se busca una cantidad similar a la que se espera encontrar en Valencia.

– Córdoba: Cerca de Adamuz, Repsol ha iniciado la búsqueda de gas, otra materia prima muy demandada desde el punto de vista energético.

– Burgos: En esta región ya se extrae crudo desde hace cincuenta años. Pero se cree que bajo tierra aún quedan 100 millones de barriles más. Pero aún no disponemos de la tecnología necesaria para desarrollar una extracción segura y eficiente.

– Tarragona: Ya hay una plataforma operativa pero se cree que hay más de 30 millones de barriles potenciales en la zona esperando a ser extraídos.

– Cádiz y Cantábrico: en ambas zonas la estimación es parecida a la de Tarragona.

El hallazgo y explotación de estos yacimientos permitirá recortar sustancialmente el gasto de España en materia energética. Sin embargo, existe una contrapartida: la contaminación y el problema turístico. Y es que ciertas explotaciones pueden poner en peligro ecosistemas de alto valor y ahuyentar el potencial turístico de determinadas zonas. Esperamos, desde aquí, que el gobierno sepa equilibrar todos los factores en liza.