Sigue el misterio sobre la carretera doblada como plastilina
La realidad supera la ficción en innumerables ocasiones. En esta ocasión se trata de un misterioso fenómeno que incluso utilizado a modo de efectos especiales pecaría de exageración.

Todo ocurrió muy deprisa. En cuestión de un par de horas, una carretera cercana a Santa Clarita, en California, se doblo como si fuese plastilina. Hubo grietas y elevaciones de hasta 4,5 metros y desde entonces siguen acudiendo multitud de curiosos a diario para hacerse fotos.

Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas, pero aquel 10 de noviembre un tramo de la carretera Vásquez Canyon quedó hecha un cuatro el movimiento geológico dejó bien a las claras cómo las gastan las fuerzas de la Naturaleza.

Se desconocen las causas

Casi un mes después, los geólogos siguen rascándose la cabeza con el dedo índice y levantando los hombros. Se sospecha que pueda haberse producido un corrimiento de tierras provocado por los cerros que bordean la carretera, pero no se conocen las causas concretas.

La hipótesis se basa en lo frecuentes que son los deslizamientos en la zona. Hasta tal punto es así que a menudo llegan a frustrar los planes de construcción de carreteras en el condado.

Sigue el misterio sobre la carretera doblada como plastilina
Se trata, por lo tanto, de un terreno inestable, pero poco más. Hasta que no se dilucide qué ocurre con el rigor suficiente no podrá iniciarse la reparación de la carretera, afirman las autoridades.

Los expertos alertan del peligro que supone acercarse al lugar del suceso. La carretera sigue cambiando. No de forma tan radical, pero sí se observan cambios de un día para otro. Unas advertencias que no consiguen detener a quienes se acercan a ella por curiosidad.

Las señales de prohibido el paso no sirven de nada y la cosa va para largo. De hecho, averiguar el origen del fenómeno tampoco serviría de mucho, pues su arreglo no se considera prioritario.