Sospechan que el cometa Ison se ha desintegrado cerca del Sol
Llevamos unas semanas siguiendo de cerca un evento celeste de máximo interés: el paso del cometa Ison por la Tierra y cerca del Sol. Como adelantamos ya, había altas posibilidades de que, en diciembre, pudiésemos verlo en el firmamento nocturno a simple vista. Pero ahora se acaban de anunciar los primeros problemas.

Al parecer, existen indicios de que el cometa podría haberse desintegrado a falta de 24 horas de su máxima aproximación al Sol, que debería producirse mañana día 28. Los datos los ha tomado la sonda SOHO y deben ser interpretados. A continuación, todos los detalles.

En la imagen de portada vemos la toma realizada por SOHO. El cometido de esta sonda es estudiar el Sol y su entorno y ha servido a los investigadores para determinar con claridad qué está ocurriendo con Ison a su paso por el Astro Rey. Vemos en la imagen el paso de la roca de más de un kilómetro de diámetro a través del viento solar.

Pérdida de integridad del núcleo

Hasta la toma de esta imagen, el cometa había mantenido su integridad al aproximarse al sol. Sin embargo, hay signos claros de que, posiblemente, se haya despedazado. Parece casi seguro que Ison no sobrevivirá al acercamiento.

Los indicios tienen que ver con un aumento repentino de la luminosidad del cometa. Este aumento sugiere lo peor: que el núcleo se ha desintegrado y que ya no queda nada más que una nube de polvo.

Si esto fuera así, se acabó el sueño de ver un cometa más brillante que la Luna llena. Aún no se ha confirmado, pero nos mantenemos a la espera de datos concluyentes. Éstos se producirán una vez el cometa de la vuelta al sol -si aún sigue existiendo como cometa- y emprenda su camino hacia la Tierra.