Astrónomos observan cómo un cometa se parte en cuatro partes
Cada noche hay gente que orienta sus miradas hacia el cielo y que, a través de sus propios telescopios, monta guardia y se dedica a contemplar el firmamento. De esta manera en ocasiones se descubren cosas magníficas.

Eso es lo que les ocurrió a un puñado de astrónomos profesionales y aficionados que fueron testigos de la explosión del cometa 168P-Hergenrother, que se ha partido en cuatro pedazos repentinamente.
Seguir leyendo