El corazón artificial más pequeño del mundo
Ayer se confirmó que el implante del corazón artificial más pequeño que hasta el momento ha albergado un pecho humano fue todo un éxito. La operación tuvo lugar a finales del mes de marzo, cuando el bebé que lo recibió contaba con apenas 16 meses. Una miocardia dilatada con una infección grave en la función ventricular obligó a una intervención de urgencia cuyo resultado ha sido toda una vida por delante. A día de hoy, dos meses después de aquel trance, el niño está estupendamente. En palabras de Antonio Amadeo, gerente del proyecto de asistencia técnica del hospital:

El niño se encuentra con un excelente estado de salud.

Seguir leyendo