Ventajas e inconvenientes del coche de aire comprimido
Los coches de aire comprimido son una nueva apuesta en el mercado de los vehículos de transporte ecológico, económico y seguro. Cuestan alrededor de 3.000 euros, no emiten partículas contaminantes y su combustión no arde en caso de accidente.

Este tipo de vehículos no emplea combustible para mover los pistones del motor sino que expande el aire almacenado en un tanque. Además, el aire no es inflamable y no explota en caso de accidente como sucede con la gasolina, tan sólo emite un potente ruido al expandirse.
Seguir leyendo