Los científicos de la ONU han presentado un informe de lo más alentador. La capa de ozono ya no está desapareciendo y se cree que podría regresar a su estado de mayor fortaleza a mediados de siglo. Esto es debido a la progresiva interrupción de la producción de cerca de 100 substancias que afectan a la capa de ozono, sobre todo en productos refrigerantes y aerosoles.

De momento la capa no se está fortaleciendo, pero ha detenido su debilitamiento lo cual sin duda en un indicio muy positivo para la salud del planeta. En las últimas tres décadas se ha producido un gran deterioro de la capa de ozono sobre la Antártida, donde pueden encontrarse con zonas con niveles muy bajos de ozono.
Seguir leyendo