Incluso el gobierno de Estados Unidos pide calma sobre el bulo del fin del mundo
Parece que, a medida que se acerca la fecha mágica, se disparan todas las alarmas entre los sectores de población especialmente supersticiosos y creyentes. Aumenta el pánico ante el improbable fin del mundo anunciado por los Mayas para el 21 de diciembre de 2012.

Si hace unos días fue la NASA quien desmintió categóricamente la posibilidad de que ocurriera un colapso a escala planetaria, ahora es el gobierno de los Estados Unidos el que ha querido calmar los ánimos con un anuncio sin precedentes.
Seguir leyendo

La NASA niega que el 21 de diciembre vaya a ocurrir el Fin del Mundo
Se acerca el día señalado. El día del que todo el mundo ha hablado en los últimos años. El 21 de diciembre, fecha en la que, supuestamente y según el calendario de los Mayas, se va a acabar el mundo.

Pero no todos lo tienen tan claro. La NASA ha querido salir al paso con una declaración contundente para afirmar lo que ya parecía evidente: que el mundo no se va a acabar el 21 de diciembre de 2012, y que no hay pruebas sólidas para afirmar lo contrario.
Seguir leyendo

¿Fin del mundo?: Ningún asteroide nos destruirá, según la NASA
Los bulos del fin del mundo van que vuelan. Son numerosos, muy variaditos, algunos más creíbles que otros, pero a la postre todos ellos acaban resultando una cuestión de fe.

Además de las archiconocidas profecías de Nostradamus y de las peregrinas interpretaciones que se han hecho de ellas, y de otras muchas, cada año aparecen nuevas teorías acerca de un posible fin del mundo.
Seguir leyendo

La sexta gran extinción ya está ocurriendo
Desde hace unos años, los científicos no dejan de recordarnos que estamos a las puertas de la sexta gran extinción. Hay un amplio consenso a la hora de afirmar tal cosa, y es que la mayoría de los expertos están convencidos de que el vertiginoso ritmo al que se pierden especies no permite sino esperar un fin del mundo. O, al menos, un final para el mundo tal y como es ahora.

Que la biodiversidad esté al borde del colapso significa, entre otras cosas, que animales como las jirafas, los rinocerontes, elefantes o tigres tienen los días contados. Pero no solo eso, porque además de estos animales emblemáticos y de otros que no conocemos y muy probablemente desaparecerán sin que lleguemos a hacerlo, hay otros cotidianos que también están contra las cuerdas. Entre ellos, las abejas, los murciélagos, las salamandras o, según concluyen expertos del Museo Nacional de Historia Natural de París, también un sinnúmero de invertebrados.
Seguir leyendo