El gen de la infidelidad
Un grupo de científicos norteamericanos ha descubierto que la infidelidad y la promiscuidad podrían deberse a una cuestión genética, ya que existe un gen ligado a estas tendencias. El hallazgo realizado por expertos de una Universidad de Nueva York se ha dado a conocer gracias a una publicación especializada en temas científicos.

Este curioso y sorprendente hallazgo ha sido posible a través de un amplio estudio de las variaciones de la conducta sexual y de sus bases genéticas. El resultado de esta investigación ha revelado que la tendencia a la infidelidad de algunas personas está relacionada con la mutación del gen DRD4, a su vez ligada con el receptor de dopamina D4.
Seguir leyendo