El genoma humano y las relaciones sociales
Cuando creemos que nada puede sorprendernos y despertar nuestra curiosidad, aparecen nuevos estudios científicos que nos ayuden a ver la ciencia de una manera mucho más divertida. Según una investigación publicada por la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences, PNAS, nuestras amistades están determinadas por cuestiones genéticas.

Aunque este descubrimiento no parece nuevo, ya que por todos es sabido que las personas tendemos a relacionarnos con aquellos a los que consideramos similares a nosotros, y con los que compartimos ciertos intereses. Sin embargo, este estudio viene a afirmar que nuestras amistades tienen un componente genético importante, es decir, escogemos a nuestros amigos en función de las características de su ADN. Un grupo de investigadores de la Universidad de California han analizado las semejanzas genéticas de las relaciones humanas a través de dos estudios independientes de salud, llegando a esta conclusión.
Seguir leyendo

El genoma del abeto de Navidad es siete veces más complejo que el humano
¿Quién lo hubiese dicho nunca? Al parecer, según han demostrado científicos de la Universidad de Umea y Carolina del Norte, el genoma del abeto de Navidad (Picea Abies) ha resultado ser siete veces más complejo que el humano.

El conocido árbol, que aparece en fechas navideñas en todo el mundo, pertenece al grupo de las coníferas, un tipo de árboles muy antiguo, perennes y de hoja estrecha. A continuación, descubrimos qué implica este hallazgo. ¿Por qué es más complejo un árbol que nosotros?
Seguir leyendo

¿Cuánto pesaría todo el ADN del mundo?A los que no estamos muy versados en ciencias genómicas, esto de contar todo el ADN del mundo puede parecernos una locura, algo así como un capricho matemático sin demasiada aplicación práctica. Sin embargo, contar todo el ácido desoxirribonucleico (ADN) contenido en la Tierra es un novedoso modo de cuantificar la biodiversidad mundial.

Científicos de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, se han atrevido con tan ímproba tarea, precisamente para tal fin, un objetivo que hasta ahora nadie se había fijado. En concreto, trabajan estableciendo un símil entre el planeta y un súper ordenador que contiene la información genómica, entendida como la información más pequeña y a la vez contectada con el resto.
Seguir leyendo