El primer puerto espacial
Nuevo México ha sido el lugar escogido para instalar la primera base de operaciones de la compañía de vuelos suborbitales, Spaceport America. Un importante hito en la historia de la astronomía que pretende revolucionar lel futuro de las misiones espaciales.

El puerto está compuesto por una terminal y un hangar con un diseño muy innovador y futurista, al más puro estilo del cine de ciencia ficción. El estudio británico de diseño internacional Foster + Partners, en colaboración con la URS Corporation, ha sido el proyecto ganador del concurso puesto en marcha por Estados Unidos. Una tarea nada fácil, si tenemos en cuenta que se trata del primer aeropuerto espacial comercial del mundo. Una obra de gran magnitud.
Seguir leyendo