La vampira de Venecia
A veces la realidad supera la ficción, y la historia que os presentamos a continuación es un buen ejemplo de ello. Un equipo de antropólogos de la Universidad de Florencia ha descubierto los restos de una especie de vampira, que fue enterrada con un ladrillo encajado entre las mandíbulas. Una historia espeluznante, perfecta para la noche de Halloween.

Según los expertos, este increíble hallazgo confirma la teoría de que durante la época medieval se pensaba que los vampiros transmitían plagas como la Peste Negra. Los documentos religiosos y de medicina medieval descubiertos hasta el momento, explican que los vampiros difundían plagas, al absorber la poca vida que quedaba en algunos cadáveres. Su medio de subsistencia hasta que lograban regresar a las calles.
Seguir leyendo