Recrean la cara de desconocidos a partir del ADN de colillas y chicles
Cada vez es más difícil ser delincuente. La ciencia avanza a pasos agigantados en materia de identificación de huellas y de malhechores. Tanto que ahora se podrá reconstruir el retrato robot de un delincuente tan sólo a partir de los restos de ADN en una colilla o un chicle.

¿Fantástico, no? Lo cierto es que suena a ciencia ficción. A continuación, repasamos todos los detalles de este fabuloso invento policial.
Seguir leyendo