Un matemático consigue diseñar un retrovisor sin ángulo muerto
Muchas veces pequeñas ideas pueden hacernos la vida más fácil. La invención de la fregona es uno de los ejemplos clásicos: un poco de ingenio y de sentido común permitieron un avance enorme en materia de limpiar suelos.

Aunque parezca mentira, aún hoy en día hay problemas cotidianos que carecen de solución. Por ejemplo, el problema de los retrovisores de los coches. Hasta ahora, no se había conseguido diseñar ningún retrovisor que proporcionara un ángulo de visión completo. Ha sido un matemático estadounidense quién ha conseguido diseñar el primer espejo retrovisor sin ángulo muerto. Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para los conductores.
Seguir leyendo