Tejas solares para ahorrar energía
Las tejas solares aportan un toque elegante a la casa en cuanto a forma y a color se refiere, a la vez que producen electricidad o calor y contribuyen así al ahorro energético. Sin embargo, su precio es demasiado elevado todavía para una familia de clase media, y resulta bastante difícil encontrar instaladores ya que aún es producto poco desarrollado desde el punto de vista comercial y tecnológico.

El uso de los paneles fotovoltaicos o los sistemas térmicos se está extendiendo en numerosos edificios. Para reducir su impacto visual algunas empresas han creado las denominadas tejas solares. Es decir son iguales que una teja corriente pero su además proporcionan energía solar.

En Europa, la empresa británica Solar Century, propone el modelo C21t en distintos colores para combinar con el techo elegido, y cuenta además con una delegación en España. Estos sistemas fotovoltaicos se aplican en láminas para la cubierta de edificios, y permiten impermeabilizar y generar electricidad. Hay dos empresas en España que comercializan este productos, son Lamosa y Texa.

Las tejas solares representan una buena solución para viviendas unifamiliares o pequeñas urbanizaciones, edificios de valor cultural o artístico, como puede ser un museo, que además de ahorrar energía, también buscan la belleza del edificio en cada uno de sus elementos.

Para instalar un sistema de tejas solares lo mejor es acudir a un experto autorizado en este tipo de trabajos. Además debes comprobar que se trata de un instalador de confianza y profesional, e incluso documentarte acerca de posibles ayudas. Para ello, puedes preguntar en instituciones públicas relacionadas con temas energéticos como ayuntamientos o diputaciones.

Aunque se trata de un sistema aún por desarrollar, no cabe duda de que dentro de unos años se extenderá su uso considerablemente, por el momento habrá que esperar ya que está en fase de investigación y desarrollo, y de comercialización.