Teoría del Big Bang
¿Sabemos cuál es el origen del Universo? De momento y hasta que se conozcan más datos, la teoría más defendida es la del Big Bang, también conocida como la teoría de la gran explosión, que explica el origen del Universo y su desarrollo posterior a partir de una singularidad espaciotemporal. Este popular término se refiere concretamente al momento en el que se inició la expansión observable del Universo, y siempre ha despertado un gran interés entre los aficionados a la astronomía, además de plantear serias dudas.

Explicado en términos más compresibles, el Big Bang constituye el momento en el que emerge toda la materia que da origen al Universo, y que en ese momento era un punto de densidad infinita, que explota dando lugar a la expansión de la materia en multitud de direcciones. Esta materia que fue lanzada en diferentes trayectorias estaba constituida por las partículas elementales, es decir electrones, positrones, mesones, bariones, neutrinos, fotones y así hasta llegar a más de 89 partículas conocidas actualmente.

Algunos científicos han hecho descubrimientos que según ellos suponen una confirmación de la veracidad de toda esta teoría del Big Bang. Y es que en opinión de ellos, a medida que se expandía el Universo, la radiación residual del Big Bang continuaba enfriándose hasta que alcanzó una temperatura de unos 270 °C. Estos rastros de radiación de fondo de microondas fueron detectados por los radioastrónomos en 1965, algo que la mayoría de los expertos ha considerado la confirmación de esta teoría.

Sin embargo, todavía existen cuestiones que siguen en el aire y sin solución, y una de ellas es si el Universo es abierto o cerrado, lo que en otras palabras quiere decir si continuará expandiéndose indefinidamente o por el contrario se volverá a contraer. Otra de la larga lista de tareas que los científicos todavía tienen pendiente resolver.