El tiburón más grande del planeta vivió en las Islas Canarias
Un equipo de científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha realizado un descubrimiento que seguramente apasionará a más de uno. Han descubierto fósiles de Megalodón en las islas Canarias.

Lo interesante de este hallazgo radica en que el Megalodón es el mayor tiburón que ha habitado nunca nuestro planeta. A continuación descubrimos sus características.

El Megalodón podía llegar a medir veinte metros y a pesar más de 100 toneladas. Los huesos encontrados pertenecen a las especie Otodus Megalodon. En el interior de estos fósiles se encontraron fósiles de otros animales que ingirió poco antes de morir.

El hallazgo se produjo en 2012 y no ha sido hasta ahora cuando se ha identificado con claridad. Se descubrieron en un yacimiento submarino situado a más de 1.000 metros de profundidad, en el entorno de la montaña submarina conocida como Banco de Concepción, cerca de la isla de la Graciosa.

El descubrimiento tiene gran relevancia científica: permite determinar el paisaje marino que habitó en las islas Canarias en el Mioceno (23 millones de años atrás)

El tiburón más grande del planeta vivió en las Islas Canarias

Un hábitat con mucha población de animales

De modo que en ese período el Megalodón campó a sus anchas por los mares canarios. Una criatura sencillamente impresionante. Tanto es así que, según se sabe, se alimentaba de ballenas enteras, delfines u otros animales marinos. Su extinción se produjo hace dos millones de años.

Los ejemplares más grandes habitaban las profundidades marinas. En la costa solían verse ejemplares menores. Su localización dependía siempre de la disponibilidad de alimento. En cualquier caso, la presencia de este megadepredador es una prueba de que la vida marina en las Canarias fue muy abundante.

Además, con este descubrimiento se ha realizado otro: fósiles de sirénidos (o vaca marina), un animal que tampoco se pensaba que habitara en las islas Canarias.