Tormentas gigantes en Saturno
Saturno es el sexto planeta de nuestro Sistema Solar y uno de los más asombrosos e interesantes, gracias a esos característicos y únicos anillos, perfectamente visibles desde la Tierra. Además de esto y según los últimos datos publicados por la revista Science, el popular planeta también es protagonista de unas espectaculares tormentas de gran complejidad que ya se registraron antes en 1876, aunque ha sido necesario esperar hasta hoy para conocer más detalles de este espectacular fenómeno.

A lo largo de estos 200 años se han sucedido numerosas informaciones sobre estas gigantescas tormentas, pero los datos más importantes los ha facilitado la nave espacial de la NASA Cassini. Astrónomos aficionados presenciaron este fenómeno gracias a la cámara de infrarrojos situada en el Observatorio Europeo Austral, unos datos que posteriormente fueron analizados por los expertos, quienes descubrieron regiones de la atmósfera de Saturno, hasta el momento desconocidas.

Al parecer cuando comienza la primavera, en el hemisferio norte de Saturno se producen unas nubes que terminando provocando estas impresionantes tormentas. La clave se encuentra en el interior de estas nubes de agua, donde una masa de gas se abre camino hasta traspasar la atmósfera. En opinión de los autores del estudio, este fenómeno se debe a los fuertes cambios de temperatura que sufre el planeta, denominados por los expertos como faros estratosféricos.

Sin duda este hallazgo ha sido uno de los más importantes de estos últimos 200 años de investigaciones. La temperatura normal de la atmósfera de Saturno ronda los 130 grados centígrados bajo cero, aunque los datos facilitados por la cámara de infrarrojos del telescopio demuestran que esta temperatura aumenta entre 15 y 20 grados, cuando se van a producir estos fenómenos. Un dato curioso que permitirá a la comunidad científica descubrir muchas más informaciones y datos acerca de este sorprendente planeta, el favorito de muchos aficionados a la astronomía.