Trucos para mantener el autocontrol
Muchas veces estamos a punto de perder los estribos y, efectivamente, los perdemos. Luego nos arrepentimos de ello. Nos gustaría tener más autocontrol de nosotros mismos, saber manejar nuestras emociones y no que ellas nos manejen a nosotros.

Pues bien, a continuación repasaremos algunos trucos y consejos para mantener el autocontrol, siempre basados en las últimas investigaciones científicas.

En primer lugar, merece la pena señalar que cuanto más cansados estamos, más difícil es autocontrolarse. Así lo certifica un estudio de la Universidad de Toronto. En estos momentos tendemos a hacer lo que nos gustaría hacer y no lo que debemos hacer.

Es decir, con el cansancio, el cerebro reclama más ocio y placer. Pero si nos dejamos llevar por esos impulsos podemos llegar a perder el control de nosotros mismos. Con el autocontrol, en cambio, manejamos nuestros pensamientos y comportamientos de acuerdo con unos objetivos prefijados.

La clave del autocontrol radica en cambiar el “tengo que hacer” por el “quiero hacer” para seguir adelante. Hacer creer a nuestro cerebro que queremos hacer lo que en verdad debemos hacer, cosa que no siempre es así.

Diversos recursos

Un recurso clave para mantener el autocontrol es utilizar el “tiempo fuera”. Es decir, desconectar de una situación conflictiva antes de que esta estalle en nuestras manos. Con la pausa, recuperamos la sensación de control y nos calmamos.

Otro consejo válido tiene que ver con mantener alejadas las tentaciones cuando nos encontramos cansados o con poca energía. A esto se le llama, en psicología, control de estímulos. Para salir al paso de tentaciones graves, podemos recompensarnos con algún alimento dulce, pues la glucosa aumenta el rendimiento en tareas que necesitan autocontrol.

En efecto, mantener buenos niveles de glucosa es un elemento básico para mejorar nuestro autocontrol.