Trucos ver las estrellas
Todo buen observador de estrellas ha de estar siempre preparado para disfrutar del cielo en cualquier momento y lugar. Ya sea en un entorno privilegiado, con un buen patrimonio estrellado o en una gran ciudad, donde las estrellas se resisten a dejarse ver, observar el cielo nocturno nos trae inspiración, sosiego y emociones a partes iguales.

No es necesario ser un especialista en astronomía ni invertir grandes sumas de dinero para apreciar la hermosura de un cielo estrellado ni para aprender a observar las estrellas. Por suerte, es una actividad fascinante que está al alcance de todos.

Los paisajes de un firmamento cuajado de estrellas son accesibles a simple vista. De hecho, aunque puedan utilizarse numerosos instrumentos que van desde binoculares a telescopios, la inmensidad del cielo tiene reservadas muchas sorpresas para nosotros sólo con alzar la vista: las lluvias de meteoros o estrellas fugaces, la Luna y otros planetas visibles o las constelaciones.

Consejos prácticos

Aunque en una noche clara se puedan hacer interesantes observaciones, sería bueno que tuvieras tus propios instrumentos para disfrutar más y mejor de la experiencia. Pueden servirte unos prismáticos o un pequeño telescopio con el que ver mucho más allá.

Podremos hacer uno nosotros mismos o adquirirlo. Si nos animamos a hacer un poco de bricolaje, necesitaremos un lente convexo grande (de tipo lupa), un lente cóncavo pequeño (gafas), dos tubos de cartón o plástico y plastilina para ajustar bien los lentes. Básicamente, colocaremos un lente en cada extremo del tubo y encajaremos los tubos para que puedan deslizarse.

También es fundamental ir aprendiéndose las constelaciones y aplica tus conocimientos practicando cada noche mirando al cielo, siempre cambiante. Y no olvides ir bien abrigado en invierno.

Como no siempre se puede elegir el lugar ideal, es decir, lejos de la ciudad, con cielos despejados y con una atmósfera lo más pura posible, simplemente intenta que no moleste demasiado ni el alumbrado público ni el de tu casa. Aunque no será lo mismo, siempre será satisfactorio mirar allí arriba.

Consejos ver las estrellas
Si te gustan las estrellas fugaces, cada noche podrías llegar a ver una cada diez minutos. ¿Pero, y las famosas lluvias de estrellas? Para eso tendrás que esperar a que Tierra atraviese una nube de polvo dejada por un cometa, pues sólo entonces las verás con más frecuencia.

En agosto tendrás una gran oportunidad de disfrutarlas gracias al fenómeno conocido como “Las Perseidas”. Ocurre cuando uno de los cometas de la constelación de Perseo se acerca al sol y desprende unas partículas luminiscentes a las que, según la tradición, podemos pedir nuestros deseos.