Un androide para explorar la Luna
Para descubrir todos los secretos que encierra nuestro Sistema Solar, la Agencia Espacial Europea ha desarrollado un androide que será controlado a distancia por los tripulantes de la Estación Espacial Internacional y ayudará a preparar la exploración de la Luna y de otros planetas. Al más puro estilo de las películas de ciencia ficción, el robot humanoide estará terminado por completo dentro de dos o tres años.

Este tipo de androides son determinantes para recoger muestras de aquellos planetas del Universo como Marte, donde los astronautas no pueden viajar debido a la radiación ionizante, además de los efectos que tiene la ausencia de gravedad en la salud de los astronautas. Para controlar a Justin, que así se llama el robot, los astronautas utilizarán una estructura metálica con sensores electrónicos que colocarán en sus brazos y manos, para lograr un trabajo mucho más preciso.

Sin embargo, Justin no es el primer androide en viajar al espacio, puesto que ese título lo ostenta el Robonauta 2 (R2) desarrollada por la Agencia Espacial Norteamericana. El humanoide de la NASA, que viajó a bordo de famoso Discovery, tiene como objetivo interactuar con los tripulantes de la Estación Espacial Internacional y más adelante servir en misiones humanas en un asteroide o en Marte.

El imparable desarrollo de este tipo de tecnologías, desde vehículos robóticos de exploración, hasta androides como Justin, son piezas claves para investigar y recoger muestras, mientras continúa la investigación de sistemas capaces de proteger a los seres humanos de la radiación.

Por el momento, este tipo de androides es utilizado para las misiones tripuladas, ya que su desarrollo no requiere una fuerte inversión, por lo que a día de hoy es una de las mejores técnicas para ayudar a esclarecer los misterios que encierra el Universo.