Un avión comercial casi choca contra un OVNI en Heathrow
El pasado mes de mayo, el Ministerio de Defensa Británico desclasificó diversos fenómenos paranormales de sus archivos. Se trataba, sobre todo, de avistamientos de ovnis en los alrededores de los aeropuertos.

Ahora, meses después, una noticia similar vuelve a salir a la palestra: un piloto de un avión comercial declaró hace unos días que casi colisiona contra un ovni con forma de balón de rugby, a 20 kilómetros del aeropuerto londinense de Heathrow. A continuación, todos los detalles.

Se trataba de un Airbus A320 que volaba a 34.000 pies de altura, poco después de haber despegado. En ese momento, el piloto detectó un extraño objeto que parecía dirigirse hacia el avión. Lo describió como una bola de rugby de plata muy brillante, en apariencia metálica, que pasó rozando el avión.

Informó a los controladores aéreos de lo ocurrido pero nadie fue capaz de detectar la nave que acababan de ver él y su segundo de a bordo. Lo curioso es que el avistamiento tuvo lugar en pleno día, cerca de las 18:30 de la tarde. Ocurrió el 13 de julio de 2013 pero no se ha hizo público hasta el día 5 de enero de 2014, tras una extensa investigación realizada por AirproxBoard. Esto es lo que dijo el piloto:

Pensé que una colisión era inevitable, ya que no tuve tiempo para desviar el avión. Sin embargo, el OVNI tomó altura de modo repentino y sobrevoló la nave casi pegado.

El departamento de ovnis

Esta nueva noticia surge cuando ya se cumplen cuatro años del cierre del departamento de ovnis por parte del gobierno británico. Esta institución estuvo activa durante más de 50 años pero los recortes en el gasto obligaron a clausurarla.

Aun así, se siguen investigando informes relacionados con los controladores y tripulaciones aéreas, al considerarse fundamentales para la seguridad del espacio aéreo británico y de sus vuelos. Así lo confirma David Clarke, máximo responsable de la institución:

Las autoridades de aviación obviamente deben seguir estudiando estos fenómenos. Si usted es un viajero aéreo regular, seguro que estará de acuerdo.