Un equipo de biólogos crea una cepa de moscas inteligentes que saben contar
Un equipo de biólogos de Estados Unidos y Canadá ha conseguido crear un cepa de moscas de la fruta que es capaz de contar hasta cuatro. Suena extraño e inverosímil, pero es verdad.

Al parecer, los mecanismos neurales que sustentan las habilidades de tipo aritmético, hace millones de años que existen entre las especies del mundo animal. La investigación ha demostrado que es posible desarrollarlos en animales tan poco inteligentes como las moscas.

Por si alguien dudaba de la verosimilitud de esta noticia, cabe decir que el estudio ha sido publicado en Nature News y presentado en el Congreso Conjunto de Biología Evolutiva de Ottawa. Hasta ahora no se ponía en duda que especies de primates cercanas al hombre y otros mamíferos supieran contar, sumar y restar. Pero también especies más alejadas, como puede ser el caso de las abejas o las salamandras, también han demostrado tener una habilidad notable con los números.

A partir de estos datos, un equipo de genetistas de la Universidad Wilfrid Laurier y de la Universidad de California han intentado crear insectos inteligentes que tuvieran un desarrollos de la parte aritmética superior. Para lograrlo, se sometió a una generación de moscas a un entrenamiento riguroso a base de parpadeos de luces. El segundo y cuarto destello coincidía con una sacudida del espacio que habitaban. Al principio, las moscas no fueron capaces de asociar el estímulo negativo con el número de parpadeos de la luz. Sin embargo, 40 generaciones después, habían aprendido a evitar la sacudida.

Esto muestra la capacidad de estos insectos a nivel aritmético y sustenta la hipótesis de que su aprendizaje adaptativo puede someterse a problemáticas bastante más complejas de las que creíamos. Por otra parte, se demuestra también que la capacidad matemática es anterior al lenguaje. Este descubrimiento podría tener incidencia en el futuro a la hora de tratar a personas con problemas de cálculo. Esperemos que sea posible