Un globo gigante de magma amenaza a la isla de Santorini
Detrás de este titular apocalíptico se esconden los resultados de una investigación de la Universidad de Oxford publicada en Nature Geoscience. Al parecer, la cámara de roca fundida que se encuentra debajo del volcán de Santorini, en Grecia, está creciendo de manera alarmante en los últimos meses. El magma se acumula y está formando una burbuja bajo la isla.

De hecho, en el último años la propia isla se ha elevado entre 8 y 14 centímetros. Vamos a repasar si una amenaza se cierne sobre la isla y qué expectativas tienen los científicos al respecto.

Efectivamente, la cámara de roca fundida ha aumentado entre 10 y 20 millones de metros cúbicos su volumen. Estos datos han podido ser tomados gracias a imágenes de satélite y GPS combinadas en una nueva técnica de investigación, y tienen relevancia porque hace más de 3.600 millones de años que el volcán no entra en erupción.

La pregunta está clara: ¿Existe alguna amenaza de erupción o desastre? Todavía no hay una respuesta en firme, pero es cierto que en 2011 se produjeron múltiples terremotos debajo de Santorini. Además, hay cambios perceptibles a simple vista en la zona de extinto volcán, donde ahora el gas es más intenso y el color del agua distinto.

Aún así, no hay motivos para alarmarse. De momento, los científicos utilizan la información recabada para intentar comprender la dinámica del volcán a lo largo de sus ciclos. Parece ser, además, que la actividad sísmica ha disminuido en los últimos meses. Aún así, el aumento radical de la cantidad de magma, sumado al desplazamiento de la isla, han resultado ser muy llamativos. De hecho, de no haberse producido la noticia no hubiese trascendido y la investigación hubiese pasado por sus cauces habituales en el ámbito puramente académico.

Aún así, estaremos al tanto de lo que pueda ocurrir en el futuro en esta zona geográfica.