Un gran asteroide impactó con la Tierra hace 3.300 millones de años
Este asteroide fue de tal magnitud y brutalidad que deja en nada a aquel otro que acabó con los dinosaurios. ¿Pero, de qué hablamos exactamente? Está bien, empecemos por el principio, remontémonos a aquel mundo primigenio que era una gran bola de fuego… O mejor, démosle un poco a la manivela, detengámonos justo cuando un enorme asteroide impactó hace unos 3.260 millones de años en una región de la actual Sudáfrica, conocida como el cinturón de piedra verde Barberton.

Según afirma un sorprendente estudio publicado en Geochemistry, Geophisics, Geosystems, se produjo un evento cataclísmico que dejó su huella en los rasgos geológicos de este punto geográfico, concretamente en formaciones rocosas de la zona. Con un tamaño de entre 37 y 58 kilómetros de ancho, colisionó a 20 kilómetros por segundo, provocando una sacudida mayor a la que lo haría que un terremoto de magnitud 10.8 e impulsando ondas sísmicas a través de cientos de kilómetros de la Tierra.

Los resultados fueron una profunda rotura de las rocas, grandes terremotos en cadena y tsunamis de miles de metros de profundidad en los océanos, que entonces cubrían la mayor parte del planeta.

Más grande de lo esperado

Su enorme tamaño ha sido lo que más ha sorprendido a los científicos. “Sabíamos que era grande, pero no sabíamos que fuera tan grande”, dice Donald Lowe, uno de los autores del estudio. Fue el propio Lowe quien hace una década descubrió sus huellas en la piedra verde de Barberton, un área de 100 kilómetros de largo y 60 kilómetros de ancho al este de Johannesburgo, donde pueden encontrarse algunas de las rocas más antiguas del planeta.

Un gran asteroide impactó con la Tierra hace 3.300 millones de años
Ahora, gracias a los nuevos modelos de investigación se ha podido determinar el tamaño del asteroide y sus consecuencias. Por otra parte, el estudio representa un hito científico, pues es el primero que ha cartografiado de esta manera un impacto acaecido hace más de 3.000 millones de años. Y, por lo que apuntan los investigadores, además este asteroide es “más grande que cualquier cosa caída sobre la Tierra en los últimos mil millones de años”.