Un iceberg del tamaño de Manhattan flota a la deriva en el Océano Atlántico
Ya hablamos hace poco de la dramática situación climatológica que se ha vivido este verano en Groenlandia, con el deshielo casi total del continente. Pues bien, hoy nos llegan noticias aún más alarmantes.

Hace dos meses, un gigantesco iceberg cuyo tamaño iguala o supera al de la isla de Manhattan se desprendió del glaciar Petermann, situado en la zona noroeste de Groenlandia. Ahora, este bloque de hielo se encuentra a la deriva y está trazando un recorrido hacia el interior del mar mientras que el calor, poco a poco, lo va fragmentando y deshaciendo.

Una imagen por satélite ha permitido analizar las evoluciones de este gigantesco iceberg. Se puede ver (imagen de portada) el iceberg principal y dos fragmentos de menor tamaño que se han desgajado del mismo.

De momento, este enorme iceberg flotante en pleno mar abierto no ha tenido un impacto inmediato en el nivel del mar. Efectivamente, ese era el principal temor de los científicos. Pero, afortunadamente, el hielo desprendido ya formaba parte de una plataforma situada sobre el agua del mar, de manera que la incidencia ha sido mínima.

Eso sí, todo indica a que el cambio climático ha sido el principal responsable de este desprendimiento. Junto con la noticia del deshielo casi total del continente en apenas unos días, parece ser que el proceso está acelerando a un ritmo desenfrenado.

El riesgo de aumento del nivel del mar puede ser más inmediado de lo que se creía, y si no se toman las medidas necesarias para erradicar de manera fulminante el aumento del calentamiento global y las emisiones de CO2, podemos correr un serio riesgo a medio-largo plazo. Las imágenes hablan por sí solas.