Un material casi insumergible
El tradicional encuentro anual de la Asociación Americana de Química en California ha sido el lugar elegido para presentar un nuevo material sólido, que es el más ligero del mundo. Su resistencia es tal que podría soportar hasta 453 kilos de peso sin hundirse. ¿Cuál es su secreto? Un material que está inspirado en las habilidades de algunos insectos que son capaces de caminar sobre el agua.

Sin embargo, las propiedades de este sorprendente y novedoso material no terminan aquí, puesto que también es capaz de absorber el aceite, lo que hace que sea muy eficaz en la limpieza de derrames de petróleo. Un importante hallazgo que se sitúa en el denominado campo de la biomimética y que los científicos han desarrollado inspirándose en la naturaleza y en el sistema biológico de algunos animales.

Un material casi flotante que imita las largas y delgadas patas del insecto tejedor, que es capaz de caminar sobre el agua. Un hallazgo muy importante, no sólo por sus increíbles propiedades y aplicaciones prácticas, sino también porque es renovable y sostenible. Tal y como han descrito los científicos a este material, se trata de un nanocelulosa muy prometedora, que está compuesta por cadenas de glucosa de azúcar que actúan como una especie de plástico natural.

Un material muy importante que es capaz de absorber grandes cantidades de aceite, pudiendo ser utilizado en la limpieza de derrames de petróleo. Desarrollado por expertos de la Universidad de Tecnología de Helsinki en Espoo (Finlandia), el nuevo material casi flotante tiene innumerables propiedades y aplicaciones, además de ser respetuoso con el medio ambiente. Un hallazgo que presume de ser uno de los materiales más ligeros y resistentes del mundo, con propiedades mecánicas y muy flexibles.