Una bebida desarrollada por la NASA ayuda a reducir las arrugas
Para la alimentación de sus astronautas la NASA desarrolló en 2010 una bebida, denominada AS10, con propiedades que favorecían la protección contra la radiación solar. Ahora, un estudio realizado por la Universidad de Utah ha conseguido demostrar que el refresco también ayuda a retrasar el envejecimiento.

El estudio contó con la participación de 180 personas que, a lo largo de cuatro meses, introdujeron en su dieta diaria la ingesta de AS10. Los resultados superaron cualquier expectativa: no sólo se redujeron las manchas de la piel causadas por los rayos ultravioleta en torno a un 30%, sino que, además, las arrugas provocadas por el envejecimiento remitieron un 17%.

Este refresco contiene en su mezcla diversas variedades de frutas exóticas: Cupuaçu, Yumberry, granada, acerola o nopal. Su composición ofrece de vitaminas y fitoquimicos lo suficientemente poderoso como para bloquear los efectos nocivos causados por la radiación solar. Asimismo, la presencia de antioxidantes favorece la conservación de las células de la piel y retrasa el estrés oxidativo producido por el envejecimiento.

El Doctor Aaron Barson, científico de la Universidad de Utah encargado de realizar el experimento, resume así los resultados del mismo:

La piel es el principal tejido del cuerpo expuesto a los rayos ultravioleta y es sensible al estrés oxidativo. Nuestro estudio muestra que los efectos del estrés oxidativo sobre la piel se modifican rápidamente tomando AS10.

Como tantos otros productos diseñados en el contexto de la carrera espacial, AS10 está también a la venta para el público. Una botella de medio litro puede comprarse por cerca de 50 euros.

El estudio se encuentra, en la actualidad, en su segunda fase con un muestreo de gente más amplio. Se espera, además, verificar de nuevo los efectos el AS10 en un contexto invernal, donde los rayos ultravioleta son menos intensos y dañan apenas de manera superficial a la piel.