Una estación espacial en la cara oculta de la luna será el próximo proyecto de la NASA
Hoy hemos conocido una noticia que nos ha llamado la atención y que, sin duda, dará mucho de qué hablar en el futuro. Charles Bolden, administrador de la NASA, ha propuesto al gobierno de Estados Unidos un nuevo proyecto de envergadura: la construcción de una estación espacial tripulada en la cara oculta de la luna.

Este proyecto se presenta con la intención de ser el nuevo portal de lanzamiento de vehículos espaciales de la NASA en la próxima década. Vamos a conocerlo mejor.

El nombre que se maneja para esta posible estación espacial es ‘Gateway Spacecraft’, es decir, nave portal. Será una estación parecida a la actual ISS. Estará formada por módulos que se ensamblarán una vez en el espacio.

El concepto se basa en un proyecto de nave espacial anterior que constaba de cuatro módulos a ensamblar en el espacio. Estos módulos podrán ser transportados por cohetes de tamaño reducido y propulsión iónica. Se ensamblarían en la órbita de la tierra y luego se llevarían hacia su localización final, en el segundo punto de Lagrange del sistema Tierra-Luna.

Se prevé para esta estación espacial una tripulación de dos o tres astronautas dedicados a la investigación de la Luna y al manejo de sondas automáticas con fines científicos. Con el tiempo, comentan los expertos, podrían montarse motores en la estación y utilizarla para acercarse a algún asteroide o a Marte.

No sabemos si la Casa Blanca y el Congreso estarán dispuestos a aportar los fondos necesarios para financiar este proyecto, pero sí está claro que su utilidad es manifiesta. ‘Gateway Spacecraft’ sería muy útil para dar un paso de gigante en la investigación espacial y para ayudar al desarrollo de la posible misión tripulada a Marte. Además, el diseño está pensado para optimizar las nuevas tecnologías empleadas por la NASA en investigación espacial.

En cualquier caso, el principal escollo de este proyecto será, una vez más, la financiación. Es posible que el dinero para financiarlo llegue cuando, en 2020, se jubile a la actual ISS. Veremos, aún queda mucho tiempo. Pero el proyecto ya está aquí y soñar es gratis.