Una fantasmal burbuja verde aparece en el espacio
En la imagen de portada se ve claramente. El telescopio VLT (Very Large Telescope), gestionado por el Observatorio Europeo Austral, en Atacama, acaba de obtener una espectacular fotografía en la que se ve una burbuja verde y luminosa flotando en el espacio.

Esta burbuja es la nebulosa planetaria IC 1295, un cuerpo celeste situado a 3.300 años luz que envuelve una estrella moribunda. A continuación, más detalles.

Nunca antes se había obtenido una imagen tan precisa del objeto. Al parecer, las estrellas como el sol, cuando envejecen, se convierten en pequeñas enanas blancas. Sin embargo, en el proceso de disminución, parte de su atmósfera se expande por el espacio.

Así, con los restos de estrellas, se crean las nebulosas. En este caso estamos ante una nube brillante de gas ionizado, la IC 1295, que tiene como particularidad su color verdoso y su similitud con los microorganismos vivos.

El origen del color de las nebulosas

Digamos que estas nebulosas están hechas del gas de la atmósfera de la estrella. La inestabilidad del núcleo provocó súbitas explosiones que expulsaron dicho gas. Por este motivo hay una fuerte presencia de radiación ultravioleta que provoca el brillo y el colorido. En función de los elementos químicos presentes, el color es uno u otro. En este caso, el color verde está provocado por oxígeno ionizado.

En el centro de la fotografía se ve el resto del núcleo de la estrella: un punto blanco. Para que concluya el proceso de enfriamiento tendrán que pasar varios miles de millones de años.

Por decirlo así, contemplando esta imagen estamos contemplando el futuro lejano de nuestros sistema solar y de nuestro sol.