Una máquina que encoge objetos
Un equipo de científicos de la Universidad Southeast de Nanjing, en China, ha diseñado una máquina que consigue encoger objetos ópticamente. Un artilugio que parece sacado de una película de ciencia ficción, pero en realidad es una sofisticada técnica que hace que veamos las cosas mucho más pequeñas de lo que en realidad son.

Seguro que te estás preguntando cómo funciona este sorprendente invento para engañar a nuestra vista haciéndonos creer lo que no es. La explicación es un tanto rebuscada, ya que la técnica utiliza los metamateriales, que aplicados en el campo de la óptica de transformación, pueden refractar la luz y controlar su trayectoria. Definir qué es un metamaterial no es precisamente fácil, ya que no existe una definición universal, aunque podría considerarse como un material artificial con propiedades que proceden de la estructura diseñada y no de su composición.

Los científicos probaron esta técnica con una cucharada que colocaron en el centro de unos anillos concéntricos de 12mm de altura. Cuando las ondas de luz se propagan a través del dispositivo, éstas empiezan a comprimirse, pero al llegar a la región circular interna se descomprimen. El resultado de esta compleja explicación científica es que el objeto situado en el centro de esos anillos es percibido con un tamaño considerablemente inferior, ya que las auténticas dimensiones no son apreciadas.

Un invento de lo más curioso pero con escasa aplicación práctica, porque seguro que muchas personas se están preguntando qué utilidad puede tener percibir los objetos con un tamaño mucho menor de lo que son en realidad. Los científicos que han participado en el estudio han respondido a esta pregunta a través de la publicación especializada Physorg.com, donde afirman que la máquina también puede generar pequeños objetos virtuales que no existen, algo que para ellos sí que puede tener una aplicación práctica.