Vacuna contra la gripe
Cuando se acerca la temporada invernal y el frío y el mal tiempo empiezan a hacer su desagradable aparición, las salas de los hospitales se llenan de pacientes a la espera de recibir la vacuna contra la gripe. Una enfermedad que afecta cada año a miles de millones de personas y que según un grupo de científicos de la Universidad de Oxford del Reino Unido podrían haber encontrado una vacuna capaz de combatir todas las variantes de este virus.

No cabe duda de que se trata de un estudio importante y novedoso porque a diferencia de los tratamientos aplicados hasta ahora, esta nueva vacuna atacaría distintas partes del virus, lo que supondría una gran ventaja para no tener que preparar cada temporada nuevas variantes de la vacuna en función de la cepa en cuestión.

Los expertos centraron su trabajo en las proteínas del interior del virus de la gripe, en lugar de la capa externa que puede transformarse, puesto que la gripe tiene una gran cantidad de variantes que cambian constantemente. Así que cuando aparece una nueva cepa a la que los seres humanos no son inmunes, los científicos se ven obligados a buscar una nueva vacuna eficaz, y en la mayoría de los casos no hay tiempo suficiente para encontrar este tratamiento, y mientras tanto el virus empieza a propagarse con gran rapidez entre los seres humanos.

Esta situación fue la que se vivió con la famosa pandemia de la gripe A o la gripe aviar, que tuvieron en jaque a las mentes más brillantes del mundo, y que acapararon cientos de portadas de las publicaciones más importantes de todo el mundo. En cuanto al funcionamiento de este tratamiento es diferente a la tradicional, ya que mientras con la otra vacuna nuestro organismo crea anticuerpos, pero con la nueva aumenta el número de linfocitos T, es decir aquellos fundamentales para el sistema inmunológico.