Ventajas y utilización del algodón ecológico
Existen numerosas razones para utilizar algodón ecológico en vez del algodón tradicional. En primer lugar, su fabricación se realiza de una forma más natural, sin recurrir a un uso excesivo del agua, sin pesticidas ni fertilizantes químicos, ni ninguna otra sustancia contaminante.

El abuso de los pesticidas en la agricultura industrial además de degradar los suelos y contaminar el agua, pone en peligro la salud de una buena parte de los trabajadores que realizan estas labores. Cada vez son más variados los productos elaborados con algodón ecológico, y su uso para el cuidado y la higiene personal son también muy frecuentes, se encuentran en productos tan comunes como los bastoncillos, los discos limpiadores, prendas como la lencería, las mantas e incluso los pañales y los juguetes blandos de los niños. Sus semillas se utilizan también como alimento para animales y su aceite como condimento para galletas y patatas fritas.

Las ventas de este producto han aumentado en los últimos años. Según el Informe Organic Cotton Market Report, el pasado año se vendió un 35% más que en 2008, con unas ventas de unos 3.400 millones de euros. Y las previsiones indican que para 2011 se sobrepasarán los 5.000 millones de euros.

A la hora de llenar el carrito de la compra, los consumidores deben reconocer distintos productos elaborados con algodón orgánico gracias a las ecoetiquetas genéricas o específicas, con el fin de asegurarse de que adquieren productos respetuosos con el medio ambiente. No cabe duda de que se trata de unos productos con mayores posibilidades, siendo frecuente que determinadas empresas del sector textil incorporen en sus prendas algodón ecológico.

La fabricación de este tipo de productos ecológicos son respetuosos con el medio ambiente y con la salud de los seres humanos, y se presenta como la mejor alternativa al algodón tradicional. Sin embargo, aún queda mucho para que alcanzar los niveles de producción del algodón convencional.