Así podría haber sido la primera flor de la Tierra