La barbilla apareció cuando el ser humano se hizo más sociable