Una bola de fuego cruza el cielo de Vladivostok