Crean una conexión para unir cerebros y máquinas