Desconocemos la inmensa mayoría de las especies