Dinosaurios y cocodrilos tenían un ancestro común