Eduardo Pons Prades, el riguroso historiador que encontró a los extraterrestres