El AVE contamina menos que un tren normal