El cometa Ison ya puede verse a simple vista