El rover Curiosity encuentra una rata en Marte