En dos semanas podremos ver una supernova desde la Tierra