Encuentran en la Antártida formas de vida de hace 100.000 años