Encuentran indicios de un continente perdido en el Atlántico Sur