Hallan una posible señal de la materia oscura