La armadura medieval podía determinar una batalla