La basura espacial que rodea a la Tierra está aumentando peligrosamente